lunes, 27 de septiembre de 2010

LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SUS OVEJAS





YO SOY LA LUZ DEL MUNDO
septiembre 20 de 2010 12:35 p.m.


LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SUS OVEJAS
Ovejas de mi grey, que mi paz esté con vosotras.
Yo soy la luz del mundo. El que me siga no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8,12).
Orad por mi Vicario, Cardenales, Obispos y Sacerdotes, fieles a mi doctrina y mi Iglesia, porque serán perseguidos, acosados, desterrados y muchos perderán la vida por causa de mi Evangelio. Mi Benedicto está atacado, vitupereado e incomprendido; orad por él, porque su calvario ha comenzado. Los murmullos, las intrigas, la desobediencia, los escándalos de algunos de mis ministros dentro del Vaticano hacen llorar al cielo. Mi adversario profanará la Casa de mi Padre y lo más triste, lo hará a través de algunos de mis predilectos. Todo tiene que cumplirse; no hay nada oculto que no se sepa. El cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán.
Os hago un llamado hijos míos, para que permanezcáis unidos en oración a mi Iglesia y mi Vicario. No ataquéis, ni maltratéis a mis profetas y ungidos, para que no os hagáis anatema; porque en verdad os digo: Hay una venganza por lo que le pase a uno de mis siervos. (Salmo 79,10), Sólo hay un Juez. Y ese es el Eterno Juez, el Justo Juez.
Vosotros pueblo mío; permaneced en oración; acatad mis mensajes, porque hoy como ayer, también me manifiesto a vosotros a través de mis profetas y ungidos de estos últimos tiempos. Intensificad la oración por mi Iglesia, porque la hora de su purificación está por comenzar. Mi ejército Militante os hago un llamado para que estéis listos y preparados para el combate; aceitad vuestra armadura con la oración, el ayuno, las obras y ante todo con el amor para con vuestro Dios y vuestros hermanos. No juzguéis, ni critiquéis, ni condenéis, pues vosotros sois hijos de la luz, herederos del Padre que os ama y no quiere veros perder.
Yo soy la luz del mundo que iluminará vuestras conciencias y os librará de la muerte eterna. Yo soy la voz que escucharéis en mi Aviso, que os despertará del pecado y os llevará de nuevo al redil. Yo soy la voz que os guiará a la verdad, para que seáis libres e irreprochables ante mi Justicia. Preparaos pues pueblo mío. No temáis; sabed que os amo y que estaré con vosotros hasta la consumación de los tiempos. ¡Ánimo, adelante!, la aurora de un nuevo amanecer espera por vosotros. Sed mis testigos y anunciad mi Evangelio a todas las naciones. De nuevo os digo, que mi paz esté con vosotros. Soy vuestro Padre, Jesús el
Buen Pastor Libertador de su pueblo.
Dad a conocer mis mensajes de salvación a toda la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada