miércoles, 8 de septiembre de 2010

CRONOGRAMA DE ALGUNOS ACONTECIMIENTOS PROFETIZADOS EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y MENSAJES MARIANOS Y QUE CONFORMAN TODO EL PROCESO HISTÓRICO DEL LLAMADO FINAL DE LOS TIEMPOS.

para mirar con mas claridad esta imagen entrar a este link
http://www.apocalipsismariano.com/index2.php?option=com_content&view=article&id=111&Itemid=106






CRONOGRAMA DE ALGUNOS ACONTECIMIENTOS PROFETIZADOS
EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS Y MENSAJES MARIANOS
Y QUE CONFORMAN TODO EL PROCESO HISTÓRICO DEL
LLAMADO FINAL DE LOS TIEMPOS.

El cronograma no pretende establecer fechas (cronos) que están reservadas por Dios, sino la ubicación de orden y tiempos aproximados  de acontecimientos (kairós) que sucederán como parte de la promesa de Jesucristo: "Mis palabras no pasarán". El proyecto original de Dios se cumplirá necesariamente. La muerte de Juan Pablo II y la elección de Benedicto XVI nos han aclarado el panorama del Final de los Tiempos, pues una profecía se hace más clara en la medida en que se acerca a su cumplimiento. Algunos sucesos que se citan tendrán cumplimiento continuado, es decir, se prolongarán en el tiempo por meses o años, por lo que habrán acontecimientos simultáneos. No pretendemos adivinar el año de los eventos, pues la hora y el día le pertenecen al Padre. A nosotros nos toca obligadamente discernir las señales de los tiempos, y estar preparados en todo momento pues la inminencia de todos los anuncios están suspendidos como una daga sobre toda la humanidad. El mundo aún no se acabará, pero la vida como se conoce hasta ahora está próxima a finalizar para dar paso a la época maravillosa e inigualable del Reino de Dios en la tierra.
para mirar el  cronograma pueden entrar a este link 


por el tamaño de la imagen no se alcanza a mirar con claridad 



Con objeto de poder comprender mejor el sentido de los acontecimientos expresados en el cronograma y reflejados en una dimensión de tiempo-años, procederemos a aclarar cómo sería el desarrollo de los mismos en un lapso que hemos marcado a partir del 2010, y por un sinnúmero de razones, hasta el año 2033.
No se pretende, como ya se ha explicado en su oportunidad, establecer fechas específicas o años fatales en los que deberán ocurrir ciertos eventos, sino presentar al lector una visión general de cómo algunos sucesos dentro de la profecía del final de los tiemposdeberán ocurrir necesariamente antes de la aparición del último Anticristo y de la llamada Gran Tribulación. Esto contribuirá a clarificar aún más algunas ideas que ubican tanto al Nuevo Orden Mundial como a su líder supremo ya en 1 ó 2 años máximo, lo cual es un evidente error. Asimismo, esto debe ayudar a prepararnos mejor espiritualmente - que es lo más importante en este asunto - y a poder discernir sabiamente sobre los signos que están ocurriendo ya en estos momentos y otros que tendrán lugar en un futuro cercano.
Pudiéramos dividir en dos partes los diversos signos y señales que acompañan este final de los tiempos. En primer lugar, los anteriores o previos a la aparición del Anticristo, y en segundo lugar, los que tienen lugar una vez realizado lo anterior.
Así, en estos próximos 10 años tendrán verificativo numerosos eventos de diversa índole y naturaleza y que mayormente se encuentran ubicados en los incisos o apartados que van desde  las letras A hasta la Y.
Así las cosas, en el campo político estaremos frente a un incesante y creciente rumor de guerras y actos terroristas por todas partes, pero al mismo tiempo viviremos con dolor y espanto desarrollos de guerras en diversos puntos del planeta, tanto en América como en Medio Oriente y Europa. Además, seremos testigos de grandes revueltas y revoluciones sociales y sangrientas en varios países, caracterizadas más por la sed de venganza y búsqueda del poder que por aspiraciones de justicia, sin que se puedan detectar quiénes son los de uno u otro bando, y esto ocurrirá por esclavitud y libertad, vida y muerte y obscuridad y luz.
Simultáneamente los otros 2 Jinetes del Apocalipsis estarán presentes, es decir, el Caballo Negro y el Caballo Amarillo. En efecto, el proceso de deterioro económico y financiero tendrá diversas manifestaciones y derivados tanto de la especulación comercial como de las catástrofes naturales que sobrevendrán. Serán de tal magnitud que por grandes espacios de tiempo el agua valdrá más que el oro. De igual forma, aparecerán enfermedades y pestes desconocidas que tomarán muchas vidas en el mundo entero y para las cuales no habrá cura.
En esta primera etapa anterior a la manifestación del Anticristo, la humanidad será testigo de desconocidas manifestaciones de la naturaleza caracterizadas por su fuerza y violencia inusitada, y cuya acción vendrán envueltas en fuego, viento, agua y tierra, es decir, los cuatro elementos de la naturaleza que se rebelarán de tal forma que será análoga su fuerza a como el hombre se ha rebelado a su Creador.
Todo esto será el comienzo de los dolores, y que de alguna manera ya se ha hecho presentes. Pero aún la humanidad no ha conocido lo que verdaderamente le espera.
Simultáneo a todo lo anterior aparecerán en el cielo grandes señales, particularmente a partir del año 2012. Éstas tendrán indistintamente tres fuentes:
 1.- de Dios;
2.- del Diablo; y,
3.- del hombre.
Estos signos en el cielo causarán asombro entre los hombres y se tendrá que pedir mucha ayuda al Espíritu Santo para discernir cuál es verdaderamente su origen y propósito, pero siempre como parte de la lucha entre el bien y el mal del proceso del final de los tiempos.
Asimismo, a la par con todo lo anteriormente descrito, se abrirá una nueva faceta en cuanto a fenómenos de la naturaleza se refiere, y estos serán los de origen cósmico, es decir, tal y como científicamente se ha probado por diferentes fuentes. En efecto, tanto la tierra como nuestro sistema solar ha penetrado, por decirlo así, en una zona rara del universo, de mucha “inestabilidad”, que dejará ver varios eventos nunca antes vistos ni sentidos por el hombre, eventos que traerán penuria y desasosiego para toda la humanidad.
Como se ha mencionado, todo esto tendrá lugar antes de que se manifieste públicamente el llamado último Anticristo, y en cuya presencia desde luego ocurrirán también otros eventos.
En el campo científico la humanidad se empeña en soberbiamente querer imitar a Dios, por lo que deberemos esperar pronto resultados y un gran deterioro por manipulaciones de la genética, que se saldrán de control por parte de los hombres con consecuencias insospechadas para este tiempo. El deterioro moral pues será ya muy grande.
Uno de los sucesos históricos más importantes que tendrá lugar muy pronto y que abrirá la puerta a una gran confusión generalizada y a la postre a una gran apostasía universal que ayudará a preparar la venida del Anticristo, será la manifestación de un gran cisma en la Iglesia Católica que oficializará en un momento dado la presencia de dos Papas al mismo tiempo, donde cada uno de ellos pretenderá legitimarse como el verdadero y auténtico Romano Pontífice. Esto dará lugar al surgimiento y legalización de una “falsa iglesia católica romana”, que sólo tendrá de legítima el nombre. Esto no ocurrirá al menos hasta que no muera el actual Papa Benedicto XVI, pontificado que por cierto en los próximos años seguirá siendo objeto de burlas, críticas y descalificaciones por parte de sus enemigos tanto externos como internos en la propia Iglesia, hasta incluso con la posibilidad de que su pontificado se vea envuelto en un posible atentado, lo que precipitaría sin duda alguna el cisma al que hemos hecho referencia.
Después de este suceso en particular, deberá ocurrir entonces uno de los grandes eventos cósmicos en el cielo y que será el profetizado por la santísima Virgen en varios lugares como Gran Aviso de Dios, o Juicio en pequeño, o Iluminación de las Conciencias, o como se le quiera llamar, donde todos los hombres de la tierra sin excepción pasarán por un mini juicio, donde “veremos” todo lo que hemos hecho mal y lo que hemos dejado de hacer. Será un evento aterrador que no a pocos les acarreará la muerte por la impresión, pero que sin duda alguna contribuirá a que los hombres pongan en orden su vida en relación con Dios, dando paso a un tiempo, aunque breve, de muchas conversiones para Dios. No obstante, muchos hombres no aprovecharán esta Gracia Divina, única y extraordinaria y se alejarán aún más de Dios.
Este gran evento no ocurrirá, no obstante, hasta que haya tenido lugar una gran revolución en Italia, que dentro del derramamineto de sangre y caos, obligará al Santo Padre a huir literalmente de Roma "sobre los cadáveres de sus sacerdotes", visión que encuentra huella con el contenido de lo que se dio a conocer como el Secreto de Fátima en Junio del 2000, por parte de la Jerarquía de la Iglesia. 
Eventos extraordinarios tendrán entonces lugar, particularmente tres. Uno que será un Gran Milagro relacionado con la Eucaristía y que podrá ser visto por todo el mundo a través de los medios de comunicación y que derramará muchas gracias y bendiciones. Otro segundo evento no menos importante será la Unidad de las Iglesias, católica y ortodoxa principalmente, así como parte de las iglesias protestantes y anglicanas que se unirán en la verdad de Cristo a la Iglesia Católica. Y en tercer lugar otro evento que será decisivo para el futuro, aunado a lo anterior, será la Conversión de Rusia.
Todos estos eventos serán parte de esta primera fase de la que hemos hablado. Al mismo tiempo irá aflorando el Poder y la Mística de Dios a través de hombres y mujeres de gran santidad que contribuirán a muchísimas conversiones y obrarán milagros para la causa de Dios. Serán las primeras semillas palpables y visibles de la formación de María Santísima de los Apóstoles de los Tiempos y que se consolidarán plenamente más en el futuro cuando se haga realidad en la tierra el Reino de Cristo con su Parusía, tal y como se aprecia en los incisos ALAM AN. Pero simultánea de esta efusión de gracia sobrenatural por parte de estos hombres y mujeres de Dios, el demonio logrará hacerse presente mediante grandes manifestaciones de poder oculto y esotérico, preparando así la lucha final y definitiva entre la Mujer y el Dragón. Y todo esto se explica y se visualiza en los incisos AAAB y AH. El inciso W marca la Abominación Desoladora, primeramente en la Falsa Iglesia – con el Papa espurio e ilegítimo -  y del Anticristo después, cuando pretenda usurpar el lugar de Cristo.
De esta forma queda más o menos resumida la primera parte de nuestro cronograma que adquiere un redoble de dramatismo y caos mundial en la segunda parte, tal y como se aprecia en el inciso M, S, T, U, V, W, X, Z; así como el AC, AE, AF, AG, AH, AI, AJ Y AK.
Hemos ubicado del año 10 al 33 para que el lector ubique los tiempos de todo cuanto hemos mencionado. No puede ser preciso y puntual, pues ese no es el propósito, además de que dejamos reservado para Dios el día y la hora; pero sí podemos con certeza moral establecer ya a estas alturas un grado de aproximación muy cercano a la realidad, y más después de haber cometido algunos errores involuntarios en esto de programar eventos, sobre todo a partir del Pontificado de Juan Pablo II, y algunas profecías mal aplicadas sobre él.
Invitamos al lector que con estas precisiones vea y mire el cronograma de acontecimientos.  
Luis Eduardo López Padilla
16 de Diciembre del 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada