jueves, 12 de agosto de 2010

¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD, PORQUE SE ACERCA LA VENIDA DE VUESTRO DIOS Y SALVADOR!






¡DESPERTAD, DESPERTAD, OH HUMANIDAD, PORQUE SE
ACERCA LA VENIDA DE VUESTRO DIOS Y SALVADOR!
AGOSTO 03/2010 1:45 P.M.

Hijos míos, que mi paz reine en vuestros corazones.

Mi Aviso, Milagro y Castigo, marcarán el inicio de vuestra purificación; estad preparados con vuestras lámparas encendidas con la oración y en gracia de Dios, porque el juicio a las naciones está por comenzar. Vuestro tiempo pararé y todo quedará suspendido al paso de mi pequeño juicio; vuestras almas sentirán soledad y sed de Dios; os miraréis a sí mismos y veréis el interior de vuestras almas con toda su miseria y pecado. Sentiréis dolor por todas las ofensas y agravios con que habéis ofendido al Dios Uno y Trino.

Se acordarán de todos sus caminos y de todos los hechos con que se contaminaron y sentirán asco de ustedes mismos por todos los pecados que cometieron. Seréis juzgados en el amor; el justo será juzgado en su justicia y el impío en su pecado y desamor. Si os acogéis a Mí, con corazones contritos y humillados, encontraréis misericordia; mas si os apartáis de Mí, conoceréis mi justicia. Os anuncio, hijos rebeldes, que mi Aviso será mi última puerta de mi misericordia abierta; si después de haber visto y sentido todo esto, persistís en vuestro pecado, es porque no sois ovejas de mi rebaño, entonces os entregaré al lobo para que disponga de vosotros.

Hijos míos, ovejas de mi grey: todos los acontecimientos descritos para estos últimos tiempos están por cumplirse; mi Aviso os mostrará que la decisión equivocada de un solo hombre afecta a muchos; que los pecados de obra, palabra y omisión, desencadenan violencia espiritual y rompen con el equilibrio de la creación que es amor en esencia.

¡Despertad, despertad, oh humanidad, porque se acerca la venida de vuestro Dios y Salvador!. Convertíos de una vez y dejad de pecar, porque muy pronto veréis la Señal del Hijo del Hombre que viene a reunir su rebaño, que viene a separar el trigo de la cizaña y las ovejas de las cabras.

Preparaos pues habitantes de la tierra, porque escucharéis mi voz que retumbará en vuestras conciencias, que será vuestro juez, que os mostrará el desierto de vuestras vidas, y que os hará sentir en vuestras almas el dolor que produce el pecado. Acercaos ovejas de mi grey a la fuente del perdón y la reconciliación; alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre; practicad la justicia y el derecho para que cuando el amo toque a vuestras puertas estéis preparadas y podáis cenar con él. De nuevo os digo, que mi paz
esté con vosotras ovejas de mi grey. Soy vuestro Pastor, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer mis mensajes a todas las naciones, ovejas de mi grey.

FUENTE:http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada